Misnebalam: Pueblo fantasma a media hora de Mérida

A poco más de media hora de la ciudad de Mérida en Yucatán, se encuentra Misnebalam, un pueblo fantasma donde se encuentra el misterio y lo sobrenatural.

Misnebalam pertenece a la Subcomisaría de Santa María Yaxché y se encuentra en el kilómetro 17 de la carretera Mérida-Progreso, donde estuvo por muchos años una hacienda henequenera.

La Biblioteca Yucatanense contiene una publicación de 1927 con el título de “Constancias judiciales del atentado criminal cometido en la persona del ingeniero Don Fidencio G. Márquez”, el dueño original de la hacienda, el 22 de octubre de 1921, en el camino que conduce a la Estación de San Ignacio a la Hacienda Misnebalam.

En sus páginas se relata, a través de distintas declaraciones de los implicados, una historia de muerte y traición en los últimos años de la época dorada del henequén yucateco.

Según la Biblioteca Yucatanense, para 1921, Fidencio G. Márquez era el propietario de la finca Misnebalam, que en maya significa “cola de gato” o “cola de jaguar“, una próspera hacienda de entre muchas otras que protagonizaron el clímax económico que experimentó la península.

#yucatan #misnebalam

A post shared by Fer (@ferbanana12) on

 

Un día, cuando Márquez recorría el camino blanco, o sac-beh en maya, que lo llevaba de San Ignacio a su finca, se vio en medio de un evento que traería desgracias para los involucrados.

El 22 de octubre, a mitad del recorrido, Márquez que iba con su hijo Fidencio y uno de sus trabajadores fue sorprendido por unos individuos que aparecieron en el camino. Luego de atacar y herir gravemente a Márquez los sujetos desaparecieron.

Como el propietario de Misnebalam era el objetivo de la agresión, sus dos acompañantes salieron ilesos y a pesar de la lejanía en la que se encontraban pudieron llevarlo de regreso a Mérida aún con vida y según los relatos logró sobrevivir.

En la actualidad los dueños de esa hacienda son Paulino Conde y José Pacheco, pero esta luce completamente abandonada, aunque en realidad, en su momento de auge llegó a estar habitada por 170 personas, según los censos hechos en la zona por el Instituto Nacional de Geografía e Informática (Inegi).

https://instagram.com/p/Bd1aBGGg3kb/?tagged=misnebalam

 

Aunque no existen bases para asegurarlo, decenas de notas y artículos aseguran que el pueblo fue abandonado debido a la constante aparición del fantasma de un niño llamado “Juliancito“, la cual es una de las principales leyendas que hoy rondan en el sitio.

Varias revistas y programas de televisión dedicados a lo paranormal han realizado trabajos sobre la historia de “Juliancito” y sus contantes apariciones.

También se habla de un monje que por las noches aparece en la iglesia del lugar, el cual viste una túnica negra y sube al techo de la iglesia, y ahí abre los brazos, así como voces y ruidos extraños, casas en donde no vive nadie, pero se prende la luz y otras muchas historias que se cuentan a todo aquel que llega al pueblo “fantasma”.

En mochileros en Yucatán, organizamos tours nocturnos regularmente a este lugar, contando con un guía especializado, el cual es el vigilante de este lugar desde hace algunos años. Además dentro de este tour, acudimos a visitar la Iglesia Gótica de Xcunyá.

 

 

 

Comentarios

Jaziel Carballo

Hola! Soy administrador de Mochileros en Yucatán, Ingeniero en sistemas de profesión, fotógrafo aficionado, me gusta observar, plasmar y redactar lo que veo.

Translate »